EL GLUTEN: una condicionante más a la hora de viajar

Mercado en Marrakech. Marruecos 2010/ 

Así como el idioma, el clima o la religión, para los celíacos, el gluten es una condicionante más a la hora de viajar a otro país.

El gluten es una glicoproteína, compuesta en mayor parte por gliadinas y gluteninas. Se encuentra en cereales como el trigo -y sus variantes: el kamut, la sémola, la espelta-, la cebada, el centeno y el triticale. Otros cereales como la avena -que en la mayoría de los casos es cosechada junto con el trigo- quedan contaminados y por lo tanto no aptos para personas celíacas.

Más allá de que nadie es capaz de digerir completamente el gluten¹, los que padecemos la condición celíaca generamos una intolerancia permanente al gluten que conlleva una lesión de la mucosa intestinal que reduce la capacidad de absorber los nutrientes de los alimentos. Los celíacos, debemos llevar una dieta 100% libre de gluten.

Cuánto más directos y puros sean los ingredientes que comamos, menor riesgo vamos a tener de que nuestros alimentos estén contaminados con gluten. La famosa contaminación cruzada es lo más difícil de controlar cuando salimos fuera de casa.


Mercado en Chichicastenango. Guatemala 2015/

Muchas veces es preferible comer en lugares donde naturalmente se cocine sin gluten -ya sea porque son específicos para celíacos o porque utilizan solamente ingredientes libres de gluten-. Hay sectores del planeta, donde esto es más “sencillo”, ya que el trigo -nuestro principal enemigo, está en todas partes- no forma parte de la base alimenticia. Sino que el protagonista son otros cereales libres de gluten como el maíz o el arroz. En Centroamérica y en el norte de Sudamérica, el maíz es el principal cereal y ofrecen un sinfín de platos típicos a base de este grano. En Asia por ejemplo, el arroz tiene gran protagonismo y podemos encontrar muchos platos a base de arroz o pasta de arroz -Asia tiene otras restricciones para nosotros que comentaré en un post específico-.

Pero sin duda, lo más seguro es prepararse uno mismo los alimentos a consumir. Por esto muchas veces conviene alojarse en hostales donde hay cocina de uso común o en su defecto en apartamentos o alojamientos que tienen cocina incorporada. Y cuando se está de caminata, uno de mis preferidos: el pcinic. En parques, playas o plazas, el picnic improvisado al aire libre es ideal para hacer una pausa y observar la movida de los espacios públicos -cómo son usados los espacios públicos hablan mucho de las ciudades y sus habitantes-.

Picnic en Parc Güell. Barcelona. España 2011/

Los mercados son una buena opción para encontrar ingredientes de primera mano y no procesados. A pesar de esto, la contaminación cruzada por almacenamiento en el caso de las féculas, granos y frutos secos a granel puede ser un problema a tener en cuenta.

 

 

¹ https://mhunters.com/es/blog/que-es-el-gluten/

2 comentarios

  1. cecilia
    15 enero, 2019

    muy interesante tu página! tenés datos sobre comer sin gluten en Cuba? me vendría barbaro!

    Responder
    1. VIAJOsinGLUTEN
      17 enero, 2019

      Muchas gracias Cecilia!
      Si, hemos estado en Cuba. En general no utilizan mucho trigo en su dieta básica, pero la celiaquía no está muy difundida. Pollo, cerdo o pescado a la plancha con arroz y porotos o ensalada siempre es opción, pero siempre preguntando si no se utilizó harina o pan rallado para empanar o espesar. Hay que evitar las salsas.
      Si vas a hoteles donde el servicio de comida es buffet, siempre conviene hablar directo con el chef (no con los mozos) para que te pueda indicar las opciones seguras. En general para el desayuno hay una plancha dónde hacen huevos y solo huevos otros ingredientes que elegís para agregar, eso por lo general está poco «contaminado». Las frutas también son buena opción y se encuentran baratas en la calle o playas.
      En La Habana, encontramos una panadería 100% sin gluten llamada Celiquin, Calle Carlos III y Luaces, frente a la Quinta de los Molinos. No siempre tienen stock y puede suceder que no le vendan a extranjeros en todo el horario (chequea nuestro Instagram). Allí puedes conseguir panes y algunos muffins.
      Y como siempre llevarse un stock de galletas y/o panes para los desayunos y algunas colaciones.
      Y después disfrutar! De las ciudades, de los paisajes, de la gente…Buen viaje!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *